¿SABES AMAR A UN HOMBRE?

Muchas mujeres dicen que los hombres no saben amar a una mujer. ¿Y tú, sabes como amar a un hombre?

No, no se trata de caminar a su lado y hacerlo llegar a la luna, también les gustan los claveles rojos, las rosas, los chocolates, los versos, la poesías y la música. Amar a un hombre, es preguntarle cómo estuvo su día, mandarle mensajes bonitos en las mañanas, en la tarde, a medio día y en la noche.

¿Crees que haciéndote la interesante para que te busque y dándole lo que él te pida eso es amar? Eso se lo puede dar cualquiera. No es tan fácil como crees, para amar a un hombre también debés de ser una romántica empedernida como él, una chef, una experta en modas, una enfermera y una niñera; eso es lo que más los enamora, porque son como niños cuando se sienten amados y mimados, es entonces cuando te conviertes en su mundo. Tendrás que ser su paño de lágrimas, su amiga y confidente, rara vez lo aceptan pero también son débiles, también sufren por una mentira y por el desprecio de una mujer, también son engañados y traicionados, también llegan a sentirse utilizados.

También necesitan que lo invites a un café, o a comer, también necesitan pasear y sentirse protegidos. Para amar a un hombre, primero debes quitarle los miedos, desnudarle el alma, conocer sus temores y ayudarlo a alcanzar sus sueños. Debes alegrarte de sus alegrías y llorar junto a él sus tristezas y derrotas, porque los hombres también lloran. Amarás a un hombre, cuando en público, sin miedo y sin pena, le tomes de la mano o del hombro y le digas cuanto lo amas. Amarás a un hombre cuando a media noche lo abrigues del frío, porque para ellos no hay mejor cobija. Haz que ese hombre te piense en cada amanecer, que sin ningún motivo diga tu nombre durante el día, que recuerde tus locuras y se le escape una sonrisa, haz que su mayor motivación sea el visualizarte en su futuro y que al verte, se le olvide que tuvo un mal.

Te puede interesar:  Elige a alguien que quiera evolucionar a tu lado

No hay mejor manera de amar y conquistar a un hombre que ganándose un espacio en su corazón, porque un espacio en su vida lo tiene cualquiera. Pero ganar su confianza solo tú puedes hacerlo. Nada como encontrarse el uno al otro…

Comparte en tus redes sociales

Dejar un comentario